sábado, 22 de noviembre de 2014

Valoración sobre un e-portfolio propuesto en el material del curso

He elegido para realizar mis reflexiones el portfolio de Inés Jacob por su magnífica claridad de exposición y buena estructura organizativa. Me gusta mucho

En lo relativo a la biografía y responsabilidades docentes, tal vez debería añadir más información sobre sus hitos biográficos docentes. Parecen escasos los antecedentes docentes aportados para explicar su situación actual. Añadiría toda la experiencia en cursos y jornadas formativas que a fin de cuentas ilustran e influyen en la trayectoria docente de una persona.
El apartado sobre su filosofía docente me parece excelente. Realiza una visión retrospectiva de su forma de enseñar muy honesta e interesante. Creo que todos y todas hemos hecho un itinerario similar: hemos comenzado desde una enseñanza tradicional donde primaban los contenidos y lo memorístico y nuestras inquietudes nos llevan más allá para tratar de mejorar la calidad de la enseñanza.
La documentación de la tarea docente, como la propia autora reconoce, no la tiene preparada del todo y la relega como "plan de futuro". Creo que el portfolio debe estar completo porque a fin de cuentas nos sirve de guía y vendrán momentos en los que tendremos que recurrir a él. La documentación sobre la formación pedagógica deberían figurar en la biografía ya que son dos aspectos muy cercanos y, en mi opinión, es innecesario dividirlos en apartados distintos. Muy interesante me parece el desarrollo de la planificación de la programación del alumnado con riqueza de reflexiones, una comparativa de los resultados académicos de los últimos ejercicios docentes y el diseño de un plan de evaluación de la calidad de la propia práctica docente.
Las aportaciones en congresos y jornadas dedicadas a la docencia están bien descritas cara al curriculum personal. Yo me planteo el e-portfolio más como herramienta de trabajo que como presentación de méritos. Sobre la relación de materiales didácticos elaborados pienso lo mismo.
El apartado de actividades formativas en las que ha participado también debería ir en la biografía docente, bajo mi punto de vista. Creo que son aspectos muy cercanos y simplifica y organiza mejor una carpeta digital.
Sin embargo, la planificación del trabajo del alumnado me parece escasa y deficiente. Se limita a una guía de actividades para las semanas 6ª y 7ª. Creo que puede ser un buen momento para mostrar las líneas generales que se van a seguir a lo largo del curso. Una programación general con los contenidos básicos y las actividades en las que se aplicarán.
Como documento vivo que es, el e-portfolio puede mostrar los resultados académicos del alumnado mostrando gráficas y a ser posible una comparativa con momentos similares anteriores (cursos, trimestres...). De esta forma tendremos una visión más real de la evaluación y del alumnado.
Los planes de futuro, entiendo, deben mostrar las aspiraciones pendientes, fruto de una reflexión de la propia práctica docente y no de aspectos inacabados del propio documento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario